Back
¡Konnichiwa Japón!

¡Konnichiwa Japón!

La riqueza de la diversidad radica en la oportunidad de entender al mundo desde otras aristas. Conocer al Otro, admitir que existen diferentes « formas de hacer », también inspira a la  propia reinvención.

El saber-hacer textil oaxaqueño ha impregnado sus patrones en las Bolsas de mandado que forman parte de nuestro proyecto. El origen de su confección es el resultado del manejo de fibras de plástico aprendido en los sistemas penitenciarios de Oaxaca, que al día de hoy se elaboran completamente a mano en un taller que busca la reinserción social.

Gracias a su diseño, pero también a sus vistosas tonalidades, en muy poco tiempo las Bolsas Oaxaca pasaron de ser un objeto del cotidiano a un objeto estético.

En esos diálogos creativos tan inherentes del proyecto, los colores de las Bolsas Oaxaca debieron adaptarse en un primer tiempo a una paleta más sobria que fuera susceptible de encontrar un lugar en el contexto francés y europeo. Pero las bolsas han visto su llegada a Japón y se han adaptado a su nuevo entorno vistiéndose en una elección de colores más simple, reinventándose incluso en su formato. 

Como parte de su colección de verano, Bshop presenta una selección de accesorios que alienta los objetos simples y funcionales del cotidiano más allá de Japón, y dentro de esta selección, las Bolsas Oaxaca se integran no como un mero accesorio de moda, sino como un deseo de compartir un saber-hacer.

Share